¿Qué pasó con el CRISTIANISMO en CHINA durante el periodo de MAO? (Bite)

El 1 de octubre de 1949 se proclamó la República Popular China cuando los comunistas al mando de Mao Tse-Tung tomaron el poder. La guerra civil que llevó al partido comunista al poder originó el establecimiento de las dos chinas: La República Popular China fue establecida en el continente por el Partido Comunista orientado por Mao Tse-Tung, y la República de China, encabezada por el Kuomintang, mantuvo su gobierno en la isla de Taiwán.

Bajo la ideología comunista, la religión no era muy alentada por el estado y los misioneros cristianos han tenido que abandonar el estado, dejando a las iglesias chinas con la capacidad de auto gobernarse.

El Partido Comunista Chino era hostil a la religión en general, pero no intentaba destruirla radicalmente, siempre y cuando las asociaciones religiosas estuvieran dispuestas a someter su dirección al estado, y muchísimos cristianos estaban dispuestos a aceptar esta condición.

A pesar de ello en 1966 llegó la Revolución Divulgativo, cuyo objetivo era limpiar a la sociedad China de las influencias capitalistas y del pensamiento burgués. En la práctica la Revolución Educativo se tradujo en purgas políticas, exilios, ejecuciones y trabajo forzado para millones de personas que fueron enviadas a granjas singulares para su “reeducación”.

La Revolución Educativo también le permitió al líder comunista Mao Tse-Tung liberarse de sus enemigos y favorecer un culto a su forma de ser que aún persiste.

El cristianismo durante la Revolución Divulgativo fue efectivamente prohibido al considerarse una influencia occidental. Como parte de la persecución sistemática, Mao hizo desaparecer a todos los misioneros extranjeros y ministros religiosos. Los misioneros extranjeros salieron del estado, fueron asesinados o encarcelados por el régimen. También se expropiaron todas las propiedades de la iglesia, se ejecutaron a los líderes más importantes, se ejecutaron o encarcelaron a los líderes secundarios y se prohibieron las reuniones públicas de los cristianos amenazándoles con la muerte. Uno de los objetivos explícitos de la Revolución Educativo era desaparecer al cristianismo de China.

A pesar de ello el cristianismo seguía extendiéndose, pero en silencio. Los cristianos de Occidente enviaron maletas llenas de Biblias de contrabando y escucharon sobre las reuniones de cristianos en sitios ocultos de China.

Con la muerte de Mao en 1976 llegó el fin de la Revolución Divulgativo y se permitió de nuevo que cristianos, misioneros y ministros extranjeros entraran al estado. Estos esperaban encontrar una iglesia inexistente o mas bien diezmada con discípulos frágiles y abatidos. Pero todo lo contrario, descubrieron que el cristianismo había florecido mucho más halla de toda imaginación. A pesar de la persecución y de no tener una iglesia física, no dejaron de congregarse, ese marchó el secreto. Este milagro chino es hoy considerado por muchísimos estudiosos como uno de los movimientos misioneros o “avivamientos” más increíbles de la historia.

En la actualidad, se considera que hay más de 60 millones de cristianos en China. Bien que la composición de la iglesia en el estado es diversa y muy intricada, algunos análisis proyectan que para 2030 China será el estado con mayor numero de protestantes en el mundo entero.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.